En épocas pasadas las mujeres usaban el corsé para resaltar el busto y resaltar la cintura, eran de material muy rígido, tenían en la parte posterior múltiples ojales donde se pasaba una larga cinta que había que apretarlas para ajustarla al cuerpo de la que lo estaba usando.

Para ello otra persona, en este caso una mujer, tenía que hacer el trabajo de ajustarlo, en ocasiones lo dejaban tan apretado que las mujeres que o usaban sufrían de desmayos por la falta de aire.

Se usaban como recurso para lucir esbeltas y delgadas pero no eran muy cómodos y podían ser un riesgo para la salud al realizar presión sobre el tórax y cerrando el paso del aire y al libre circulación sanguínea.

Hoy día el corsé evoluciono para pasar a lo que se conoce como la faja, de un material más  flexible y con variedad de colores, diseños y un modelo para cada caso para el cual se necesita, aunque el objetivo final es lucir bien y acentuar la cintura.

Existen varios tipos de faja de acuerdo a las necesidades: Fajas moldeadoras, fajas para el embarazo, fajas deportivas y las fajas post-operatorias y post parto. En todos los casos ayudan a moldear diferentes partes del cuerpo, dan soporte a la espalda, restauran, tonifican y ayudan a quemar calorías.

 

No solo para mujeres

Uno de estos modelos de faja es la cinturilla 70-30 la cual es usada para reducir la cintura y gracias a la presión que ejerce sobre el torso, mantiene contraído el abdomen y ayuda a mejorar la postura. Si se usa mientras se hace ejercicios aumenta su efectividad.

La novedad es que puede ser usada tanto por mujeres que por hombres, para lucir bien no hay restricciones, ya que las fajas reductoras se pueden usar bajo la ropa de diario y no se notan, se reduce medidas y se fortalece los abdominales haciendo loas actividades de un día normal.

Las fajas al igual que cualquier otra prenda, no hay que escogerlas a la ligera, es una prenda que se puede usar a diario , así que seleccionar la talla adecuada, no exagerar el tiempo en que se usa y dependiendo el motivo y para que se necesita.

Todo esto es importante para encontrar la faja adecuada en cada caso particular, ya sea para reducir medidas, tonificar el abdomen, como soporte y ayuda después de una operación o durante el embarazo, es un gran aliado si se selecciona la adecuada.

 

 

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.