Cuando se realiza la venta, donación o se hereda en la ciudad de Zaragoza, uno de los tributos a los que nos enfrentamos es el del impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbano, comúnmente conocido como plusvalía municipal Zaragoza.

Como lo especifica su nombre, solamente se refiere a los bienes urbanos, no rurales, y tributa por el valor del suelo y no por el de la construcción; el valor del suelo esta normalmente reflejado en el valor catastral; la finalidad de la plusvalía es, la de gravar el incremento de valor de un terreno urbano cuando se transfiere.

El ente encargado de recaudar este impuesto es el ayuntamiento municipal; cuando se traspasa un inmueble, es la parte vendedora quien debe abonar el impuesto sobre plusvalía; en el caso de una donación, la persona que recibe el bien, es la que debe liquidar el tributo ante el ayuntamiento.

Los contribuyentes que hereden un inmueble también deberán pasar por la caja del municipio para pagar el impuesto de plusvalía.

¿Cómo se determina el valor del Impuesto a Pagar?

Para calcular la plusvalía municipal se aplica un porcentaje que varía en función de los años en los que ha sido propietario del bien, que es cuando se entiende que ha existido un incremento del valor de los terrenos; el porcentaje se aplica al valor catastral del suelo en el  momento en el que se transmite.

El valor catastral viene determinado en el impuesto sobre bienes inmuebles “IBI”, dependiendo de, la edad del bien, se tomará uno u otro porcentaje.

·         Si el bien tiene entre 1 y 5 años: 3,7%

·         De 5 a 10 años: 3,5%

·         De 10 a 15 años: 3,2%

·         Hasta 20 años: 3%

·         En ninguno de los casos el periodo de generación puede ser inferior a un año.

La cuota a pagar resulta de aplicar a la base imponible el tipo único del 30%.

Últimamente se ha hablado mucho de este impuesto, debido a una sentencia del Tribunal constitucional; hasta ahora, siempre tocaba pagarlo, ya que no se calculaba de acuerdo al beneficio generado por el inmueble, sino de acuerdo al valor del suelo.

Luego, cuando la inmensa mayoría de las ventas generaban plusvalía esto no suponía un problema, sin embargo, ahora, muchos son los contribuyentes que venden un inmueble a un precio inferior al que lo compraron; y además deben tributar por un impuesto de plusvalía municipal.

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.